La aplicación para aprender sobre los problemas ambientales e incentivar la acción para mejorar nuestro planeta.

por Natalia Molina

Las nuevas tecnologías e Internet evolucionaron rápidamente, actuando principalmente como democratizadoras del conocimiento ya que hacen posible que cualquier persona tenga a disposición información de todo tipo con solo un clic de distancia.

Para explotar esta funcionalidad de las nuevas tecnologías, Patric Spencer Grove, especialista en sustentabilidad y eficiencia energética, creó 2030 Challenge, una aplicación de telefonía móvil que permite masificar información sobre los problemas ambientales que sufre nuestro planeta, e incentivar a todos los ciudadanos a tomar acción para reducirlos.

Uno de los principales objetivos de la app es poder contar lo que sucede en el planeta de forma sencilla, ya que con esto se busca acercar información y que todos puedan comprenderlo, principalmente los niños que serán parte de la generación que deberá luchar para cambiar la forma en que vivimos y cuidar el medio ambiente.

2030 Challenge es gratuita, y vincula a los ciudadanos con los conflictos ambientales y el cuidado del planeta. Ofrece diferentes consejos para moverse, comprar, comer y consumir de una manera más sustentable; brinda consejos para llevar una vida más amigable con el medio ambiente. Proporciona información acerca del cambio climático, la contaminación, energías renovables y mucho más, además de aprender qué podemos hacer al respecto para cuidar el planeta. Es una herramienta para aprender y participar.

En la app encontraremos tres categorías de impacto ambiental y cada categoría tiene 3 secciones: una breve descripción del problema, las posibles soluciones a nivel mundial y finalmente qué podríamos hacer para contribuir día a día, como dice el lema de la aplicación “restaurando nuestro planeta, una acción a la vez”.

Se actualiza constantemente de acuerdo a lo que sucede a nivel mundial y a los nuevos datos que van surgiendo por el cambio climático.

Es importante el accionar de las industrias y los gobiernos en materia de regulación, pero también es importante que cada uno de nosotros tomemos conciencia del daño que le ocasionamos al planeta con algunas de las actividades que realizamos a diario y generemos los cambios necesarios para que esto deje de pasar. Porque necesitamos cambios culturales, que tienen que ver con el estilo de vida.