Esmael Geder y Carlos Pro se encontraron en las instalaciones del Club Social y Deportivo Unión de Presidente Derqui.

Ambos ocuparon la presidencia y aportaron mucho al desarrollo de los dos clubes más antiguos de la ciudad: el Unión y el Derqui.

En la charla, compartida con miembros de la actual comisión del Club Unión, y con El Apogeo, hubo tiempo para reír, repasar historias, anécdotas, experiencias, hablar de realidades, pero también de sueños.

“Los objetivos tienen que ser claros, pero sin sueños y sin pasión es imposible llevar adelante una institución social”, destacó Geder entre mate y mate.

“Mi presidencia duró 10 años, compramos los terrenos de la actual sede, levantamos las paredes, hicimos la pileta, todo con una comisión de vecinas y vecinos notables, gente comprometida y honesta que amaba a Derqui y al club”, recuerda el vecino a los 84 años y con un entusiasmo que contagia.

Carlos Pro, en cambio, fue presidente del Club Derqui, entre el ‘83 y el ‘89.

“En el año 1951, en el almacén de Neirone, que estaba en la esquina de mi casa, se fundó el club y mi viejo fue el primer presidente”.

Él, junto a quienes compartieron su gestión, tuvieron la estratégica visión de abrir un colegió en el Derqui, cuyo cimiento fue el Jardín Los Conejitos. Hoy, gracias a eso, el desarrollo de la institución está entre los mejores del distrito.

Ambos clubes, sumado a Monterrey, aportan muchísimo a la vida social y deportiva de esta ciudad. Por eso el respeto y la valoración a quienes ofrecieron tiempo, trabajo y creatividad, no se debe perder nunca.