Oscar Santiago Blazco (87) y Rodolfo Oscar Blazco (31), padre e hijo, llevan adelante juntos una firma de planos de obra.

Planos de obra municipales: fábricas, barios abiertos y cerrados, comercios, edificaciones, etc. Número de contacto 02320-471511 /1164525264 / 1159554657. Un padre y un hijo que disfrutan del tiempo compartido.

Hace 10 años que este periódico recorre mes a mes las calles de la ciudad y varios auspiciantes acompañan desde el primer día.

“Estamos en Del Viso desde hace 40 años, me acuerdo que el primer plano que presenté fue en 1967”, afirma don Blazco mientras su hijo lo mira con admiración.

“El día que terminó de estudiar y se recibió fuimos directo a inscribirlo en la municipalidad”, sonríe el padre orgulloso.

La gente de trabajo que se queda e invierte en el lugar donde vive merece respeto.

“Lo más lindo de trabajar con mi padre es poder compartir tiempo juntos, además siempre se aprende algo nuevo con él, alguna cosa que no sé seguro la sabe, porque tiene la experiencia, yo estoy matriculado hace 10 años”, comparte Rodolfo.

El mate va pasando de mano en mano mientras el frío de la tarde afuera se adueña de la Ruta 26, donde tienen su oficina, cerca del semáforo de la Tierrita en William Morris.

“El presente se nutre del pasado pero también el pasado del presente. Hay que escuchar a la juventud y sobre todo apoyarlos, observarlos sin inmiscuirse demasiado, porque uno se está yendo y ellos están recién llegando”, reflexiona el padre.

-¿Qué siente que deja usted, maestro?

-Uno quiere que todos estén bien, la cultura del colegio, la parte social, que el futuro de los jóvenes esté bien, que tengan trabajo. Acá hay un poco de irresponsabilidad, sobre todo de los gobernantes. Es lo que yo veo. Hay que aprender a escuchar sin decir demasiadas palabras, ayudar a que todos tengan un bienestar, que puedan acceder a un abrigo en invierno, a un plato de comida sin olvidar que la educación es el mejor alimento -responde el hombre.

La palabra final es del hijo: “Este es un hermoso oficio que nos permite conocer a mucha gente buena y honesta, no digo que se llegue a una amistad con todos, pero quedan buenos clientes y se disfruta del trabajo”.