Noelia Abalo es la directora mujer con la escuela de Taekwon-do ITF más grande de la Argentina.

 

por Noelia Venier

Las mujeres tenemos que casarnos, tener hijos y saber cocinar. Las mujeres no peleamos, ni jugamos al fútbol, mucho menos practicamos deportes de contacto, como el Karate o el Taekwon-do. Nada de esto le importó a Noelia cuando a los 6 años empezó a entrenar.

“Mi mamá le decía a mi papá que no me anotara. Que era de varón, pero yo era tan inquieta que hacía 5 deportes a la vez. Soy la mujer con la escuela de Taekwon-do más grande de la Argentina. Es muy difícil para una mujer haber llegado a este lugar. Todo es machista. Ni hablemos en algo que es pelear. Pelear es de hombres, nos decían de chiquitas.”

Noelia ganó 18 Campeonatos Nacionales, 2 medallas de bronce mundiales, 3 Panamericanos, Sudamericanos. “Cualquiera que tuviera todo esto en un deporte al que le dan bola… El apoyo económico es darle bola, yo me dedico a esto y soy directora de una escuela pero hay muchos chicos de 20 años que entrenan pero no tienen la plata para viajar a competir, y tienen todas las condiciones. Además, lo ideal es que vayan a un nutricionista, a un gimnasio. La traba mayor es la plata. Si alguien lee esta nota y le interesa esponsorear, estaría bueno que se contacte con nosotros.”

Yin-sa es su escuela de Taekwon-do, con más de 350 alumnos. Con sedes en Zona Oeste (Multisport Castelar, Colegio Almafuerte, Club 77, Club Gei, Overtime, Campos de Álvarez, Club de Campo Pingüinos).

“Doy clases desde los 17 años, hace 15 abrí mi propia escuela. Cuando tenés mucha determinación, no te importa lo que digan. Lo que tiene de bueno el arte marcial, además de la forma en cómo lo manejamos nosotros, es que lo deportivo es una parte pero además está la filosofía. A un pibe que es inseguro, le da seguridad, y la seguridad no pasa por pegar una piña, eso es lo último. Seguridad es saber decir sí o no cuando sea necesario, para cualquier persona. Eso es lo más grande que te da el arte marcial: tener herramientas para hablar.”

El próximo Sudamericano de Taekwon-do se llevará a cabo en Buenos Aires. “Estamos entrenando fuerte para participar. Además, todos los años, hacemos 2 torneos internos, torneos chicos, de 150 competidores, con mi escuela. Todos los que estén interesados, pueden comunicarse al WhatsApp 11 5924 8165. Sobre todo aquellos que quieran esponsorear a alguno de nuestros alumnos.”

Noelia asegura que la esencia no cambia. Y eso es lo que les dice a los papás. Lo importante es que sus hijos sean felices. “Tiene mucho de espiritualidad, según como lo den. Soy del viejo Taekwon-do que todavía habla de filosofía. Desde el primer día se nota el cambio. Les damos amor y confianza y eso se nota, es la base de todo.”

–Además, también jugás al fútbol.

–Juego al fútbol en Deportivo Morón en primera. Cancha de 11. Jugué 10 años en Huracán y ahora en Morón estoy hace menos de 1 año, pero ya me quieren retirar por la edad. Te retiran por la edad si sos mujer y el varón se retira cuando quiere. Son muchas las diferencias. El hombre gana millones de dólares y la mujer, nada, ni los viáticos. Estamos federados en AFA igual los hombres y las mujeres. Todo igual. La única diferencia es que no cobramos. Ellos están en la B y nosotras estamos en la A. ¡Estamos en mejor categoría! Jugamos todos los fines de semana. No nos pasan a buscar ni con un micro. Nos hacemos cargo de todo. Solo te dan el equipo. Yo estoy acostumbrada. Soy re luchadora y por eso tengo una escuela. El primer volante lo escribí a mano y los repartí casa por casa.

Noelia es 5to dan. “Ahora voy a rendir el 6to. Si no fuera por un tema económico, tendría que rendir el 8vo. El director de la ITF es argentino. Nuestro país es muy bueno en Taekwon-do.”

Educación, compañerismo, cortesía, son algunas de las doctrinas que se enseñan en Yin-sa. “En mi casa, yo no les cuento una historia oriental a mis hijos. En clase, les leo un cuento. De donde salen moralejas. Los niños sacan conclusiones que me dejan sorprendida y de las que puedo aprender. Eso es lo lindo de dar clases. No me aburro nunca. Cada vez que explico algo, lo explico diferente. Cada alumno me da devoluciones diferentes.”

–¿Cómo ves el futuro?

–Yo pensé que el feminismo era como el machismo, pero al revés, todo para la mujer. Pero mi hija me explicó muchas cosas, aprendo muchas cosas de ella. El feminismo es igualdad. En el futuro, esto cambia.