Artistas locales pintaron murales en Castelar en el marco de la iniciativa “Persianas bonaerenses”.

Una manera de encarar la crisis económica por la que atraviesan todos los comercios de la zona es a través del arte. Así lo hicieron el 30 de junio distintos artistas plásticos que pintaron murales sobre Arias, Carlos Casares y Rivadavia, del lado sur de Castelar.

Durante los últimos meses, el centro comercial de la localidad castelarense no fue ajeno a la crisis por la que atraviesa el país. En el último año, empresas de perfil alto como la cadena de pizzerías Romariola heladería Persicco y la fabricante de agendas Citanova se presentaron a concurso de acreedores, apremiadas por la caída de ventas, las deudas y los altos costos para operar. No son las únicas: también se sumaron las marcas de ropa AY Not Dead, Wanama y Cook, los cereales 3 Arroyos y el tenedor libre Rodizio, solo por nombrar a algunas de las más conocidas. La lista es interminable si se trata del comercio local.

Aristóteles decía que “el objetivo del arte es representar no la apariencia externa de las cosas, sino su significado interior”. El color llenó las calles de Castelar y ojalá las persianas que bajaron pronto puedan levantarse. Porque el trabajo es dignidad.

En la foto, Osvaldo Rodríguez junto a Carmen y Elisa, artistas plásticos de la zona, interviniendo una de las cortinas del centro comercial de Castelar.