A veces contamos las historias para que no desaparezcan

Estas historias contadas por vecinos en primera persona importan y mucho. Ya que Derqui no tiene Museo ni lugar que resguarde la identidad local.

Cuando arreglaron la Estación de Presidente Derqui, hace varios largos años atrás, un grupo de vecinas y vecinos llevaron adelante una movida para reinstalar en el sector de las boleterías la imagen de la Virgen de Luján. Y lo lograron.

“Hablamos con las autoridades de Trenes Metropolitanos, con la Municipalidad y con la parte religiosa. Estábamos Mario Coronel, José Colombo, una señora que vive al lado de las vías, me olvidé el nombre, el Flaco Dansero que hizo la casita para la Virgen, los chicos de Astudillo que donaron los vidrios y varias vecinas más”, cuenta Benjamín Robledo en la vereda de La esquina de las letras, San Martín e Iparraguirre.

Los años siempre agregan detalles que enriquecen la charla, por eso en su recuerdo las palabras fluyen.

“El día de la colocación vino el obispo de Zárate-Campana, alumnos y directivos de escuelas, periodistas y funcionarios, es más, la empresa a cargo de la línea Metropolitano al poco tiempo hizo una audiencia pública porque querían renovar la licitación y nos invitaron”, recrea el vecino.

Asociación Amigos de la Estación de Presidente Derqui se llamaba el grupo y en esos términos fueron a la Audiencia los miembros de la Comisión Directiva más algunos invitados por ellos: “Ringo que era el delegado de ese entonces, Peralta jefe de bomberos, Osvaldo Tejeda, director de la Técnica, y nosotros”, describe Benjamín.

 “La audiencia fue en el edificio de la Marina, en Av. Córdoba, Capital Federal. Todo bronce era eso, tres días seguidos tuvimos que ir”.

 Los vecinos estaban tan entusiasmados con la oportunidad de participar que también presentaron propuestas y proyectos para el mejoramiento de Derqui.

“Pedimos que hubiera una estación intermedia entre José C. Paz y Derqui, pedimos la ampliación del canal de agua en El Bajo, ¿te acordás que se inundaba? Pedimos que se reabriera el paso a nivel de O’Higgins y pedimos algo para la Escuela Técnica, que no me acuerdo ahora”.

De todo lo que pidieron, se cumplió una sola cosa, la estación de Sol y Verde. Algo muy importante, por cierto.

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks