Autismo, todos podemos sumar un granito de arena para sembrar conciencia

Un Papá Noel Azul recorrió algunas casas de niños y jóvenes con TEA que viven en Derqui.

Desde hace tres años, de la mano de María Almeida (madre de dos hijos dentro del espectro autista y autora de dos libros sobre la temática: Pilar de sueños y los valores y De qué hablamos cuando hablamos de autismo) y su familia venimos con El Apogeo Diario dando lugar y difundiendo sobre esta problemática y qué hacer para ayudar.

En este camino, el año pasado le hicimos una nota a Cecilia Liliana Monges, vecina de Derqui y responsable de la Fundación Por un Autismo sin Barrera.

“Las personas con trastorno autista pueden mostrar una amplia gama de síntomas comportamentales, en los que se incluyen la hiperactividad, ámbitos atencionales muy breves, impulsividad, agresividad, conductas auto lesivas, respuestas extrañas a estímulos sensoriales, por ejemplo, umbrales altos al dolor, hipersensibilidad a los sonidos. Con cierta frecuencia se observan también alteraciones en la conducta alimentaria y en el sueño, cambios inexplicables del estado de ánimo, falta de respuesta a peligros reales o, en el extremo opuesto, temor inmotivado a estímulos que no son peligrosos”, informa la vecina, madre de un hijo dentro del espectro.

Con el objetivo de sembrar conciencia y generar espacios de integración familiar y vecinal, la Fundación eligió Navidad y Año Nuevo para llevar adelante algunas acciones concretas.

“La idea fue colocar un moño de color azul en las puertas de entrada a las casas donde viven personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y en las casas de los que apoyan esta señalización, para que los vecinos estén notificados que en ese lugar hay alguien que sufre con los estruendos de la pirotecnia”.

Para casi todo el mundo las festividades son momentos de risas y reencuentro familiar. Sin embargo, para las familias de personas TEA las fiestas son un verdadero sufrimiento por el ruido que generan los fuegos artificiales.

También sufren las mascotas y personas con otras patologías. Bien vale la pena seguir difundiendo sobre el tema. Todos podemos sumar un granito de arena para mejor el mundo.

También en la Plaza de Pilar un grupo de mamas repartió moños azules.
Compartir
Enable Notifications OK No thanks