Falta poco para que El Molino cumpla cincuenta años de vida

Fundado en 1974, la pizzería y, desde hace rato, maxi kiosco, está ubicado frente a la estación del San Martín.

“Mi vida está en Derqui, me casé con una derquina, excelente mujer y acá sigo, firme en El Molino”. Linda foto junto a su hija mayor, Verónica.

Una buena charla con Ricardo Herrera, más conocido como Richard, capitán de semejante barco, nunca viene mal.

“Tres añitos más y llegamos a los cincuenta ¿qué tal? Y vamos por cincuenta más, eh”, sonríe el vecino que eligió Derqui por adopción.

Nacido en Pilar, acá formó su familia y tiene grandes amistades.

“Seguimos en la lucha, bien, peleándola en este momento que no es nada fácil, pero hay que ponerle el pecho”, dice con 70 pirulos en la espalda y la sonrisa firme.

Siempre le gustó el deporte, el fútbol, “hasta hace poco que tuve el problema en la rodilla, si fuera por mí estaría corriendo todavía. Ahora voy a ver a mis nietos como juegan”, comparte orgulloso.

Ezequiel, Toto, Valentino y Azul, tres varones y la princesa de la familia, dice el abuelo.

“Uno más hermoso que otro, cada uno con su forma de ser, obviamente, pero son mi vida. Mis nietos me dan la fuerza para seguir adelante”.

-Y ¿cómo anda El Molino?

-El Molino no va a morir nunca, conocimos tanta gente, hermosas amistades, algunos todavía siguen y otros ya partieron, pero vienen sus hijos y me dicen: “Mi papá me traía de chico”. También hay reconocimientos. El otro día un hombre me dice: “Yo estaba sentado ahí afuera en invierno y usted me llamó, era de noche, me dio de comer y eso no se olvida”. Son esas las satisfacciones de uno, las cosas que te alimentan el alma.

Habla pausado Richard, se emociona.

“Le tengo que agradecer mucho a la gente, la vida me sonrió. El Molino es un negocio familiar, yo atiendo toda la noche como siempre y mis hijas, Vero y Pato, de día, a veces está mi nieto mayor a cargo, anda re bien, y la gente que trabaja con nosotros, que también son familia”, cierra el vecino mientras el mundo sigue y las pequeñas cosas quedan.

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks