La fuerza de ser mujer

La lucha que viene desde adentro y sobrevive día día, en cada hogar, en las calles, y ahora también haciéndole frente a una enfermedad que nos tomó por sorpresa, es sinónimo de mujer. Sin bajar la guardia, abrazando la esperanza, sosteniendo a otras y otras, cuando se cansan los brazos, cuando cuesta llegar a fin de mes, cuando duele la realidad… allí las mujeres son siempre ejemplo.

Hoy hay una buena noticia. Hoy cinco mujeres de Presidente Derqui, atendidas en el Meisner, tras haber transitado el coronavirus y haberse recuperado satisfactoriamente, fueron dadas de alta; se trata de cinco monjas pertenecientes al Hogar de las Misioneras Apóstoles de la Palabra que le ganaron al Covid-19.

El caso que afectó al Hogar de las Misioneras Apóstoles de la Palabra de Presidente Derqui se originó a raíz de un encuentro religioso que tuvo lugar allí entre el 13 y 15 de marzo, y al cual se acercaron personas desde Chile, Corrientes y Resistencia. Al regresar a Chaco, uno de los participantes del encuentro empezó a manifestar síntomas, y al confirmarse que se trataba de coronavirus, dio aviso a las monjas en Derqui. A los pocos días las hermanas del Hogar comenzaron a presentar un cuadro febril y tos, por lo que se las aisló y se les realizó el hisopado, tras lo que fueron trasladadas al Meisner, hospital que fue recuperado por la actual gestión y puesto a disposición de la lucha contra la pandemia.

“Esto es algo que realmente nos llega al corazón y que demuestra que vale la pena cada acción de cuidado a nuestros vecinos, cada esfuerzo para ganarle al virus. Desde el Municipio estamos dedicados día y noche a cuidar a los pilarenses. Y lo hacemos junto a la comunidad, que quedándose en su casa hace un aporte enorme, porque eso lograr salvar vidas, un esfuerzo que sin dudas vale la pena”, expresó el intendente Federico Achával. “Todavía falta un duro camino, pero nos guía el objetivo de cuidar la salud, y cada vida que salvemos será gracias a los trabajadores de la salud y al compromiso de todos”.

“Comparto la gran alegría de estas mujeres que le ganaron al Covid, y lo hicieron gracias a la invaluable atención de los médicos y enfermeros que cada día se dedican a cuidar a la comunidad con una enorme vocación y profesionalismo. Estas valientes personas se recuperaron en el Meisner, un centro de salud que estuvo abandonado pero que reabrimos y acondicionamos para dar la pelea contra la pandemia. Es un gran orgullo que nuestro sistema público de salud, que nuestros profesionales, salven las vidas de nuestros vecinos, que vencieron al coronavirus y son un ejemplo de que todo esfuerzo vale la pena”, finalizó Achával.

Compartir