“No bajar los brazos con los golpes de la vida”

Doña Carmen y don Fiore celebraron los cincuenta años de matrimonio rodeados de familia.

El amor sigue siendo la fuerza más poderosa del mundo. Más allá de las distintas situaciones que por momentos enturbian el camino, circunstancias sociales que a nivel local, nacional o mundial duelen y golpean el corazón, el amor sigue siendo la salida y el sendero seguro por donde mejor transita la vida.

Por eso cuando Pablo se comunicó con nosotros para contarnos que sus padres cumplían 50 años de casados, no dudamos en acompañarlos para hacer una linda nota en El Apogeo.

-¿Cómo se conocieron, don Fiore?

-Yo tenía 15 años y mi abuela vivía en Derqui, sobre Chacabuco, esto era todo campo antes. Yo nací en Juan B. Justo y Corrientes, Capital Federal, me subía al tren en Chacarita, en ese momento había primera y segunda clase, y venía para acá a pasar el fin de semana con mi abuela, era el año ‘63. Y ella un día me dijo: ‘Te voy a presentar una chica pero no me podés hacer quedar mal’.

Ambas familias vinieron de Italia a Derqui. Por aquel entonces el pueblo apenas vislumbraba su destino de ciudad. Hicieron falta miles de kilómetros recorridos por los padres de doña Carmen y don Fiore para que ellos se encuentren, para que se besen, para que después de cinco años de novios decidan dar el gran paso del matrimonio y para que, frutos de su amor, nacieran sus dos hijos: Marcelo y Pablo.

“Es un momento muy lindo para la familia, sobre todo para mis viejos. Más allá de los achaques de la salud, es muy emotivo que estén acá conscientes de lo que están disfrutando”, dijo su hijo Pablo en la fiesta que se hizo en Sei Dulce Pilar, ubicado frente a Martindale.

Dos nueras y cuatro nietos completan la familia Fiore. Felicidades a los agasajados y que Dios los siga bendiciendo por siempre.

-Doña Carmen, ¿cuál es el secreto para durar tanto en el matrimonio?

-Paciencia, conversar, no bajar los brazos al primer golpe de la vida. Amo profundamente a mi familia, es lo más hermoso que tengo.

“Hoy en día como están las cosas, las parejas no suelen durar tanto, que mis abuelos lleguen juntos a los cincuenta es un orgullo muy grande”, dijo Franco, nieto mayor, emocionado. (Foto de la familia completa.)
“Hoy en día como están las cosas, las parejas no suelen durar tanto, que mis abuelos lleguen juntos a los cincuenta es un orgullo muy grande”, dijo Franco, nieto mayor, emocionado. (Foto de la familia completa.)

por Victor Koprivsek

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks