Nota Apogeo: viva el barrio

En la Ciudad del Saludo y la Amistad, dos compadres de los buenos, Miguel Nieva y Eduardo González. 

La Ciudad del Saludo y la Amistad: “A Derqui no lo cambiamos por nada”. Una nota bien Apogeo.  

La estación, la Escuela 22, el ombú. Lugares, historias, amor del bueno.

“¿Quién no se bañó en el arroyo Pinazo? Era nuestra pileta”, dice Miguel Nieva secundado por su compañero y mano derecha, Eduardo González.

“Nos juntábamos después del colegio, cruzábamos el campo de la señorita Figalo y a pescar, sacábamos todas las anguilas que había”, recuerdan los muchachos los tiempos de la infancia.

“Con mi amigo acá presente, y compadre, gracias a Dios, Eduardito, ganábamos bolitas a dos manos”, dice Miguelito.

“Y las enterrábamos en un tachito en el fondo de tu casa, ¿te acordás?”, suma emocionado su compadre.

La entrevista la hicimos en El Triángulo, donde viven los muchachos, en la canchita del barrio. Con El Apogeo dimos una mano para las Patronales de Derqui (Face Municipalidad de Pilar), que por primera vez fueron virtuales, acercando notas que no debían faltar. Como esta.

“Íbamos a jugar a las figuritas al Club Unión, eran de chapitas en ese tiempo. También teníamos un equipo de fútbol imbatible, Los Traviesos, con nuestro gran amigo, Horacio Arias.”

Las palabras viajan, pintan calles y rostros, son estrellas que acompañan sonrientes las antiguas aventuras.

“Derqui es todo para nosotros. No nos mudamos ni por todo el oro del mundo. Tenemos nuestros ranchitos en El Triángulo y si Dios quiere vamos a vivir siempre acá”, sonríen los amigos.

Compartir