Pequeñas historias, grandes enseñanzas

La pandemia dejó mucho que aprender. Entre las asignaturas pendientes que la humanidad se viene llevando a marzo, el respeto por todo ser vivo es una de las materias que todavía tenemos muy baja nota.

Por eso este artículo periodístico ocupa el lugar central de El Apogeo Diario.

“En el año 2013 aparece un cachorro en la puerta de la escuela. Es adoptado por 6to año de primaria, a cargo de la docente Gabriela Lorenzo, los chicos hacen colectas para su alimento, vacunas y pipetas”, cuenta Pablo, preceptor del Cervantes.

Cada mañana, puntualmente, este perro negro al que bautizaron Ricardo, ingresa al aula y allí permanece junto al grupo. Al pasar al secundario los sigue, hasta que, en 2019, egresaron. 

“Entre la pandemia y la ausencia de sus amigos, el 2020 y 2021 se lo vio muy triste, pero hace unos meses se unió a tercer año y los chicos lo eligieron Mejor compañero”.

Increíble pero cierto. El amor recíproco entre los adolescentes y este perro se materializó en un gesto que deja una enseñanza grande.

El galardón de “Mejor Compañero” es una de las más bellas medallas que tiene el secundario, tiene que ver con premiar la empatía, el respeto, la solidaridad, el estar cuando el otro lo necesita, el compartir, transmitir alegría y confianza.

“Ricardito llena de ternura los recreos y es el mejor alumno canino que nuestra escuela puede tener”, destacó.

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks