Relatos de un peón de taxi, el libro del Tío Dick se presenta en CABA

Viernes 3 de junio a partir de las 20.30 hs. y hasta pasada la medianoche. Se presenta RELATOS DE UN PEÓN DE TAXI en Sarmiento 3501-CABA, en SANATAR BAR

A veces, el barrio emerge a la superficie y se expresa. Es como la punta de un iceberg que se arrima al calor del sol y brilla con él.
El Tío Dick es derquino de nacimiento, su amistad con tahúres y bohemios fue forjando un espíritu de leyenda y mito, y también hasta hay quienes osan juzgar su mirada de pájaro.
Pero, como dice una vecina, “lo feo se queda a un costado para que se pudra. Que acá hay fiesta y la cultura deja huella más profunda que la mediocridad”.
Lo cierto es que la pandemia ha dejado algo hermoso, el primer libro del Tío en las manos de cientos de lectores y amigos que saben valorar lo suyo.
El 2020, en los primeros meses de las restricciones cuando el confinamiento cerró peñas y teatros, y la ronda de la canción y la poesía se hizo distancia, este hombre criado en el Barrio Villa Luján de Derqui, a unas veinte cuadras de la Escuela 11, a la que iba en sulky junto a Hilda y Lalo, sus hermanos mayores, se puso a ordenar escritos paridos en el taxi.
Sí, el Tío es tachero. Y digo es porque quizás, ser tachero te acompaña para siempre. Aunque desde hace tres años no maneje uno. 
Acaso ¿se puede dejar de ser albañil o médico, si durante más de veinte años levantaste pared o salvaste vidas?
Cuando con El Bodegón Ediciones asumimos el compromiso de darle una mano para que el libro sea, el Tío comenzó a teclear cada letra de sus manuscritos en una computadora que no sabía usar.
Con ayuda de la Tía Mary, su compañera incondicional, y sus dos hijas: Arita y Loly (Traductora Pública y Profe de Literatura, respectivamente), el recorrido de Relatos de un peón de taxi se empezó a convertir en algo mas familiar, como el relleno de las más ricas empanadas y su masa leudada, como el repulgue perfecto que al final estalla en aromas de cocina y risas de sobremesa.
La primera tirada se vendió en una semana. Hubo que reimprimir. Ya se sabe que la autogestíon es tirada corta, 200 ejemplares.
Así fue como Derqui acompañó al bohemio y guitarrero, llegándose hasta su esquina para comprarle un libro, autografiado y entregado en mano.
Bueno, ahora toca Capital. La pandemia queda atrás y el reencuentro llama, con amigas bailarinas de zambas y cantores de escenarios mayores, gente de peñas porteñas y tangueras.
Dicen que el Tío es conocido en esos bodegones, que su duende enciende la noche y es querido, tal vez porque escucha música clásica mientras lleva a sus pasajeros por ahí, o porque leyó mil libros y conoce vida y obra de Atahualpa Yupanqui.
Para nosotros da igual, quienes crecimos con él, en Derqui, lo seguimos desde siempre. Y hasta allí iremos, a Sanata Bar, en Sarmiento 3501, esquina Sánchez de Bustamante, el próximo viernes 3 de junio.
Estaremos prestos a las 20.30 horas en las mesas linderas a la suya o desparramados en la barra o la vereda. Con tal de acompañarlo una vez más.
Será su noche y la de todos y todas que se arrimen. Porque así es el Tío con su magia.
Y claro que habrá invitadas e invitados, artistas tan queridos que han sabido adoptarlo como tío. 
Ah, le quedan poco más de cincuenta libros de la segunda edición, la idea es venderlos a todos esa noche, a un precio muy accesible. Quienes conocen al hombre sabrán que lo único que quiere es pasar el buen rato y compartir.

Compartir
Enable Notifications OK No thanks