Una experiencia político-literaria: “La cultura al poder”

“Un libro más entre muchos, único entre todos. Siempre hay algo nuevo para decir”, así lo presenta Noelia Venier, editora de El Bodegón Ediciones.

Ismael Vera, Paula Lazarte, Cinthya Ayelén Pérez, Rochi Beláustegui, Cucho Reynal, Florencia Míguez, Jazmín Álvarez, Federico Achával, Guillermo Gómez Alcorta, Lucas Gebel, Gustavo Gioseffi, Juana y María Colaneri, Emma Barrandeguy, Chino Méndez, Guillermo Monsalvo, Noelia Venier, Eduardo Moretti, Maximiliano Aguirre, Victor Koprivsek, Mica Cirillo, Julio Zani y Mariano Lombardo.

Un grupo de personas en un territorio común: el libro La cultura al poder.

El mundo se superpone y mezcla sus capas, son emociones compartidas que se rozan en palabras talladas con formas de poemas, cuentos o reflexiones.

El jueves 29 de diciembre, antes de terminar el año, se armó la ronda y se presentó en sociedad esta antología que terminó publicándose como una experiencia cultural dentro del espacio político Frente Pilarense (Chacabuco 856, Pilar).

En el devenir de ideas siempre se vuelve abrazo el cantar de los sueños, los anhelos son manos que se tienden y miradas que se encuentran en la marea que avanza.

Pilar es contradicción, es paisaje desigual, es alambre de púas dividiéndolo todo.

Sin embargo, hay grietas por donde se filtra la palabra que el oído atento sabrá escuchar. El miedo es una avispa negra que hay que alejar de las presentes y futuras expresiones.

La libertad desata las voces colectivas o individuales que elijen sus formas, sus canales de aire y fuego, así nacen las matrices que ayudan a las generaciones para que asuman sus experiencias y las conviertan en acciones concretas y tangibles.

En la cultura, la autogestión es un horizonte de banderas incendiadas que allá adelante, en el mañana, dará a todas y todos una oportunidad. Hay que tomarla.

Porque hay buitres sobrevolando los campos donde la cosecha abunda, caranchos de aquí y allá que han llegado para saquear y destruir, para vaciar y quitar, para invisibilizar.

Hay que abrirse paso más allá de las especulaciones.

“Estamos llegando del suelo del taller, estamos llegando del sonido y las formas, del arte negada somos, vinimos a crear”, dice la “Misa de los quilombos”, escrita allá por los tiempos en que los negros esclavos de América se juntaban a rezar.

cultura al poder 1

Compartir