Una olla popular solo molesta a quien nunca tuvo hambre

En Barrio El Triángulo, un grupo de amigos; y en Barrio Toba, un grupo de vecinas.

Edu, Pitu, Papu, Chamu, Nube, Choco, Yuru, Chalo, Cristian, Belu, Caro, Omar, Dylan, Eze, Gordo, Coco y Leandro. “Nosotros somos pibes del barrio que hacemos la olla por amor al barrio, para ayudar a la gente en esta difícil situación. El único propósito es que la gente del barrio se pueda llevar un platito de comida a su casa. Recolectamos de todos lados y cuando falta hacemos una vaquita entre todos.” Los muchachos agradecen a la gente que con su granito de arena hace que esto sea posible.

Contacto 1133615621 (Leandro).

En el salón de usos múltiples del Barrio Toba, a metros de la posta policial y el colegio Cardenal Copello de la Ruta 234 camino a José C. Paz, antes del arroyo Pinazo, un grupo de vecinas y vecinos se reúne para llevar adelante un comedor que les da la merienda a 150 niños. “Martes y jueves, cocinamos para entregar a niñas y niños algo para llevar a sus pancitas. Somos varios, un grupo de vecinos, mis hermanos y yo”, cuenta Érika Esteban con voz pausada.

Contacto 0230-4484844 o 1156091071 (Érika).
 
Compartir