Eulalia Ojeda del Valle, vecina de Derqui, madre de 8 hijos

Lamentamos compartir la noticia de la partida física de esta querida vecina que, junto a don Pereyra, supieron andar los caminos de la vida, el amor y la familia. Acercamos el abrazo a sus seres amados rogando que Dios consuele sus almas en este tiempo difícil.


Muchas veces uno de sus hijos, el querido «Coco», ha salido en las páginas de El Apogeo junto a sus amigos, músicos integrantes de la banda derquina Aspirinas para Mirta. A él dedicamos este poema que nos compartió la autora local Mariela Palermo, escrito por un poeta chaqueño que en estos días también perdió a su mamá.

A veces el dolor brota como una cascada de pájaros insondables.
Presume los campanarios, en los breves días y la gota del aire.
Prorroga la gruta que construye las premoniciones.
En el horizonte no usado de la ausencia, soy un bufón burlado.
Junto al pantalón inmolado del cosmos o en la caja de mis lápices.
En la hora vacía de la sed de un sol en hojas, junto a la paz sin dueño.
Que superpone esta boca llena de peces y lunas de agua.
Rubricada/ en la lagrima abandonada de esta tristeza.
Multiplicando los andamios de la flor, en una mutación de claridades.
A veces el dolor es el tallo cortado de una mujer, una tarde que orada el paisaje.
Lo que ciñe a la alta equivalencia de la nostalgia y hasta la lejanía del crujido del ocaso.
A veces el dolor brota como una cascada de pájaros insondables.
Solo para que la ternura regenere, en los pies del mundo su antiguo misterio de pétalo sideral.

Pablo Maciel – Resistencia (Chaco)

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks