Una historia que emociona

Marcela se crio en José C. Paz, llegó a Derqui en 2004 y puso una casa de telas en pleno centro comercial. Hoy el sueño sigue en pie.

Telas Marcela y una mujer que tiene a Derqui escrito en el corazón. “En pandemia mucha gente me hizo pedidos por teléfono, al 1161577236. Si no, estamos acá sobre Medrano 423”.

Arrancó a trabajar de joven, destino del barrio hecho de esfuerzo.

“Atendía un comercio en José C. Paz, mismo rubro hasta que con mi esposo decidimos que era tiempo de independizarme”, cuenta Marcela en su negocio ubicado a metros de la estación, Medrano 423.

-¿Cómo fue que se decidieron por venir a Derqui?

-Salimos a buscar locales para poner mi propia casa de telas y entre las posibilidades estaba venir acá. Me acuerdo, lo que son las cosas de la vida, cuando trabajaba en José C. Paz siempre venían dos hermanas a comprar, que pedían que yo las atendiera porque les gustaba como las trataba, y una de ellas, infaltable, me traía una porción de torta de regalo que hacía otra hermana, eran tres, que yo no conocía pero era un obsequio para mí en agradecimiento por cómo las trataba. Y una vez, mi marido pasó por Derqui y vio un local en alquiler acá a la vuelta, sobre Dorrego, y se bajó a preguntar porque justo estaban dos señoras regando un arbolito en la puerta. Le contó del proyecto que andábamos buscando un local, etc. y le preguntaron cómo me llamaba yo y dónde trabajaba. ¿Podés creer que eran las señoras que siempre me llevaban torta? La señora que me mandaba las porciones de torta es la mamá de “Tati” López (actual presidente del Club Derqui), las hermanas que venían a comprar, Elsa y Griselda Tabarez. Y el local donde empecé es el que tiene Fredy como depósito, ahí empecé, no me pidieron depósito ni garantía, me dieron la llave y fue increíble, todavía se me pone la piel de gallina cuando me acuerdo. Empecé con dos o tres rollitos de tela, vendimos un autito para la primera inversión y acá estamos.

-Y ¿qué sentís por Derqui?

-Ahora estoy viviendo en Capilla, pero antes quise comprar acá y como todos saben, Derqui es caro. La verdad es que yo siento que todo lo que tengo, parte de mi casa, mi autito, se lo debo a Derqui, a cualquiera que me pregunte le digo lo mismo porque es la pura verdad.

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks