EL HOSPITAL SOLIDARIO COVID AUSTRAL ESTÁ DEJANDO UNA HUELLA DE AMOR MUY IMPORTANTE

El Hospital Solidario Covid Austral fue construido en 2 meses en instalaciones ya existentes del Hospital Universitario Austral, que fueron acondicionadas para enfrentar la pandemia. 

Después de cuatro meses y más de 180 pacientes y familias asistidas, el “Solidario” se convirtió en una verdadera trinchera de lucha contra la pandemia.

El trabajo minucioso dedicado al paciente y su familia es de excelencia. Así lo confirman vecinas y vecinos de Derqui que tuvieron que transitar el Covid en las instalaciones del hospital. 

“Esta iniciativa público-privada se desarrolló mediante la articulación directa entre el Hospital Solidario Covid Austral y la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Pilar. Una relación con compromiso creciente que permitió fortalecer este enlace, beneficiando la atención y el traslado de los pacientes así como las diferencias entre ambos sistemas de salud”, expresó a Periódico El Apogeo su director Pablo Cingolani.

“Sin duda todas las metas alcanzadas han sido fruto de un verdadero trabajo en equipo, que se edificó con grandes personas, dispuestas a un esfuerzo adicional arriesgando su vida por los demás”, destacó el director del Hospital Solidario Covid Austral, Pablo Cingolani.

“Nunca podremos dejar de agradecer a todas las empresas, fundaciones, sociedades filantrópicas, pacientes y amigos que, desinteresadamente, dieron tanto para que el proyecto se tornara real. El aprendizaje de una enfermedad nueva y desconocida no logrará superar la enseñanza que nos dejó cada uno de nuestros pacientes y sus familias. Sin duda todas las metas alcanzadas han sido fruto de un verdadero trabajo en equipo, que se edificó con grandes personas, dispuestas a un esfuerzo adicional arriesgando su vida por los demás”, destacó Cingolani.

También tuvimos la posibilidad de charlar con Silvana Mezzabotta, quien es parte del equipo de contención psicosocial.

 “Desde el principio, 2 de junio, el foco estuvo claro y sigue siendo nuestra guía: dar atención integral y de calidad a personas de la comunidad sin cobertura y/o bajos recursos. Cuando proyectamos, no podemos imaginar cuántos obstáculos se nos van a presentar ni cuántas creaciones somos capaces de generar. Vamos viviendo este recorrido lleno de novedades y desafíos pero en el que nos estamos dando la oportunidad de poner en acción nuestros dones personales y poder integrar ciencia, humanidad, compromiso y amor en pos del bien común”, destacó Silvana.

Somos los creadores de nuestros sueños y el equipo tanto de médicos, enfermeras, administrativos, Legales, Servicios Generales es de una calidad humana que emociona”, dijo emocionada Silvana Mezabotta, coordinadora del Servicio Social.

Ella es vecina de La Lonja, trabaja de lunes a lunes como coordinadora del Servicio Social del Hospital Austral.

“Aquí lo importante es que cada uno somos una inmensidad, reflejo del amor de Dios. De nosotros depende la buena vida que hemos soñado. Somos los creadores de nuestros sueños y el equipo tanto de médicos, enfermeras, administrativos, Legales, Servicios Generales es de una calidad humana que emociona”, destaca.

–A nivel personal ¿qué aporta esta experiencia solidaria y profesional en tu vida?

–El Hospital Solidario significó la maravillosa oportunidad de actuar un sueño que tengo desde hace un tiempo: integrar e integrarnos. Tanto en lo interno de la familia Austral, como con la comunidad. Múltiples articulaciones, mails, llamados, WhatsApp con referentes comunitarios, vecinos, trabajadores sociales de instituciones públicas y privadas, médicos, administrativos y operadores de familia. Y una constante que se mantiene hasta el día de hoy: disponibilidad sin horario, responsabilidad, profesionalismo, solidaridad. Así quedó reflejado cuántas buenas bases tenemos como colectivo, que no todo es oscuridad y manipulación. Que hemos madurado, que no somos los mismos, que somos una red activa y que somos capaces de dar respuesta a un presente que parece nos estaba esperando.

La emoción se filtra en el relato de la vecina. Muchas vidas y familias han sido y son testigos de esta experiencia solidaria que llevan adelante acá cerquita, sobre la Ruta 234, en el predio del Hospital Universitario Austral, un gigante que hace 20 años llegó a Derqui para quedarse y que está teniendo una labor destacada en esta crisis.

“Alejandro Duarte, nuestro constructor voluntario, fue capaz de formar un gran equipo con un puñado de hombres que se ocuparían del grueso de la obra, que terminaría ejecutándose en tan solo dos meses”. (Foto gentileza de Cingolani)

Agradecemos el tiempo brindado y la buena predisposición tanto de Pablo como de Silvana, dos personas que están en la primera línea de contención contra el Covid y que se la juegan día a día junto a sus pares, para que aquellas vecinas y vecinos que se contagian no estén solos en la pelea.

Gracias de todo corazón.

Compartir