En el barrio una sonrisa vale oro

Algo en Derqui crece desde las raíces. Es su historia. Es su gente.

Entre los muchachos de entonces está su descendencia, tan contentos como ellos. Es que los amigos de la infancia son un verdadero tesoro.

Por Victor Koprivsek

Para arrancar esta edición que inaugura un nuevo año, elegimos esta imagen que atrapa un momento entre amigos, hijos de amigos, tarde de futbol y asado.

Después de cuarenta y cinco años de haber terminado la primaria, los muchachos de juntaron a despedir el año y celebrar la vida.

Tal vez los nombres, desordenados, no sean tan precisos como la alegría expresada en esta foto. Alegría que nos transporta en el tiempo de cuando eran pibes allá en un Derqui tan distinto, pero tan único.

Eduardo Alfaro (que puso la quinta), Miguel Datri, Tony Gauna, Franco José, Omar y Gury Arismendi, Miguelito Nieva (nos mandó la foto y la info), Eduardo González, Marcelo, Joaquín y Matías Reybaud, Mario Ovejero, Rodo Zabala, Marcelo Aranda, Hugo Navarro, Nico Alfaro, Quiqui Sánchez, Pepe González, Eduardo y Cacho Sánchez, Tano Luky.

Gracias por contactarse con El Apogeo Diario. La verdad es que para compartir estas notas existimos, y desde hace 13 años.

La misma edad que tenían ustedes cuando terminaban la primaria.

Compartir
Enable Notifications    OK No thanks