La manipulación de todos nosotros

El siguiente fragmento pertenece al libro Las formas ocultas de la propaganda, escrito por el economista y sociólogo estadounidense Vance Packard (1914-1996) ¡en 1957!

“Este libro intenta explorar un campo nuevo, extraño y más bien exótico de la vida norteamericana. Trata de los esfuerzos que, en gran escala y a menudo con éxito impresionante, se realizan para canalizar nuestras decisiones en tanto que compradores, así como nuestros procesos mentales, mediante el uso de conocimientos extraídos de la psiquiatría y de las ciencias sociales. Los esfuerzos suelen aplicarse en un plano que escapa a nuestra conciencia, de modo tal que las incitaciones son frecuentemente y en cierto sentido ‘ocultas’, con lo que resulta que a muchos de nosotros se nos influye y se nos manipula en mayor medida de lo que nos damos cuenta, en lo que se refiere a las pautas de nuestra vida diaria.

El psicoanálisis de masas aplicado a campañas de persuasión se ha convertido en una industria multimillonaria. Los persuasores profesionales se han apoderado de él en su búsqueda de métodos más eficaces para vender su mercancía, ya sea ésta artículos, ideas, actitudes, candidatos, metas o estados de ánimo.

El estudio en profundidad para influir sobre nuestra conducta se lleva a cabo en muchos terrenos y emplea varias e ingeniosas técnicas.

Mientras tanto, muchos de los principales especialistas en relaciones públicas de la nación están adoctrinándose en el saber psiquiátrico y social con el fin de aumentar su capacidad para manejar y ganar nuestro consentimiento.

Estos investigadores buscan, por supuesto, los porqués de nuestra conducta, de modo que puedan manipular más eficazmente hábitos y preferencias para ventaja suya.

En estas investigaciones y manipuleos nada está prohibido o es digno de respeto… Los especialistas en relaciones públicas enseñan a los clérigos cómo manipular más eficazmente a sus congregaciones…

Ya están apareciendo sombríos ejemplos de los nuevos persuasores en acción, no sólo en el mundo de los negocios, sino también en el de la política y las relaciones entre patronos y obreros…

Gran parte de esos manejos representan una regresión más que un progreso para el hombre en su larga lucha por convertirse en un ser racional y autodeterminado…”

El autor investigó sobre el sistema de consumo norteamericano y sus excesos, los efectos de la publicidad sobre la población y los métodos psicológicos de los publicitarios.

En este libro, best seller en los años ‘50, del que se vendieron más de un millón de ejemplares sólo en los EE.UU, Packard denuncia las técnicas de manipulación mentales y psicológicas, poniendo especial énfasis sobre los nuevos métodos de manipulación mental introducidos por la televisión como los mensajes subliminares. Aún hoy sirve de base a la denuncia de los excesos del consumo.

por Andrés Rosso, Abogado

Compartir