Quinoa, el súper alimento

También conocida como “quinua”, en 1996 fue catalogada por la FAO como uno de los cultivos con gran futuro para la humanidad, debido a sus beneficios, diversos usos y, sobre todo, por considerarse una gran fuente alimenticia para paliar los problemas de desnutrición.

Es una planta andina que se originó en los alrededores del lago Titicaca de Perú y Bolivia. Fue cultivada y utilizada por las civilizaciones prehispánicas y reemplazada por los cereales a la llegada de los españoles, a pesar de constituir un alimento básico de la población de ese entonces.

La evidencia histórica disponible señala que su domesticación por los pueblos de América puede haber ocurrido entre los años 3000 y 5000 antes de Cristo. Existen hallazgos arqueológicos de quinoa en tumbas de Tarapacá, Calama y Arica, en Chile, y en diferentes regiones del Perú.

Era considerada por el Imperio inca como un alimento sagrado; empleada además para usos tan diversos como alimento, jabón (gracias a la saponina) y medicina, de acuerdo a algunos cronistas.

Este cereal es cultivado hoy en día en varias zonas de Latinoamérica: Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Colombia y Argentina.

No es más que una semilla, pero con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso también se le dice “pseudocereal”.

Beneficios

  1. Adelgazar comiendo sano. Debido a su alto contenido en fibra y su elevado aporte proteínico, en comparación con otros cereales, posee un bajo índice glucémico. Esto hace que sea muy recomendada para quienes quieren adelgazar comiendo sano o para personas con diabetes. Por supuesto, su alto nivel de fibra también ayuda a mejorar el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.
  2. Controla los niveles de colesterol gracias a su contenido en fibra y lípidos insaturados.
  3. Antioxidante. Está compuesta por grandes cantidades de flavonoides, como la quercetina y kaempferol; estos son potentes antioxidantes que ayudan a depurar el organismo y mejorar nuestra salud.
  4. Alimento de deportistas. Contiene minerales, hidratos complejos y proteínas, lo que hace de ella un alimento muy valioso para los deportistas como fuente de energía.
  5. Su composición no contiene gluten por lo que está recomendada para personas celíacas o tipos de dietas sin esta proteína. Lo bueno de la quinoa es que está libre de gluten de manera natural por lo que es más saludable que otros alimentos sin gluten hechos sintéticamente.
  6. Ayuda a fortalecer el cabello por su combinación de nutrientes.
  7. Cuida el cuerpo. Incluir este cereal en la dieta ayuda a combatir la flacidez de la piel. Gracias a su elevado contenido en proteínas y vitaminas mejora la musculación y, de esta manera, previene imperfecciones como la celulitis y estrías.
  8. Piel hidratada debido a su alto contenido en proteínas; es ideal para las pieles secas y agrietadas ya que es una gran fuente de hidratación.
  9. Ayuda a reducir las migrañas. Contiene un alto nivel de magnesio, un mineral que ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, lo que reduce la presión arterial.
  10. Anti estrés natural. Las infusiones elaboradas a base de granos de quinoa ayudan a regular el estrés provocado por la rutina diaria. Se recomienda tomar la infusión antes de ir a dormir para que esta actúe como relajante durante la noche.

Cómo usar quinoa en la cocina

Para comenzar, es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas y que de quedarse allí aportarían un sabor amargo. No remojar, sino lavar y enjuagar. Posteriormente hervir tal como si fuera arroz, por espacio de 15 a 20 minutos o hasta que se abra la semilla. Colamos y ¡lista para usar!

 

Compartir